fbpx

Una gran ciudad en el reino de Camboya con muros curiosamente labrados y grandes edificios de los que tan solo quedan las ruinas”. Así describió Marcelo de Ribadeneyra, un franciscano español, a la ciudad perdida de Angkor en 1601.

4 siglos después, Angkor es la atracción turística por excelencia en Camboya. De hecho, muchos visitantes compran su boleto de avión a este país con el único objetivo de pasearse por lo que un día fue la mayor metrópolis del mundo.

Se calcula que en la ciudad de Angkor vivieron más de 1 millón de personas. El complejo está compuesto por varios templos en honor a diferentes deidades, y todo un seguido de casas que ya han desaparecido.

Si consideramos que la época de máximo esplendor del imperio khmer (la civilización que vivió en Camboya) se inició en el año 802 d.C, nos damos cuenta de cuán avanzada estaba su sociedad por aquel entonces.

Pero, ¿qué ocurrió con Angkor? ¿Cómo una ciudad tan enorme, rica y próspera, cuyos muros estaban decorados con tallas de oro, quedó reducida a un puñado de ruinas sepultadas por la selva?

El origen de los templos de Angkor y su ciudad:

La historia de Angkor empezó casi al mismo tiempo que el reinado de Jayavarman II, el primer rey del imperio en lograr unificar todas las tribus del territorio en un solo pueblo alrededor del año 800 d.C. Ahí también empezaría la historia del imperio khmer.

Jayavarman quería estrechar lazos y reforzar esa sensación de vínculo entre las tribus que hasta el momento, no habían tenido nada que ver.

Pintura / representación Angkor Wat.

Fue entonces cuando empezaría a construir templos y todo tipo de edificios en honor a deidades hinduistas. Porque sí amigos, aunque en la actualidad Camboya sea mayoritariamente budista, los templos de Angkor se erigieron en honor a dioses de la religión hindú.

Todos los reyes que le precedieron quisieron superar a sus antecesores, construyendo templos cada vez más grandes y espectaculares.

Pero no fue hasta que Suryavarman II llegara al poder en el siglo XII, que mandaría construir el que sigue siendo hoy en día el edificio religioso más grande del mundo: Angkor Wat, un enorme templo erigido en honor al dios Vishnu.

¡Recibe hoy tu guía!

Durante los siguientes siglos, se siguió con la construcción y ampliación de todo el complejo de Angkor con edificios como Ta Prohm o el templo de Bayón.

Aunque no es del todo seguro, se cree que la ciudad llegó a su fin en 1594 cuando los siameses (los tailandeses de la época) conquistaron Camboya quedando Angkor abandonada y olvidada durante varios cientos de años.

El reedescubrimiento de Angkor; quién descubrió Angkor Wat:

Angkor quedó tristemente olvidada. Con el tiempo, la selva volvió a reconquistar el terreno, mezclándose con las ruinas de lo que un día había sido una de las civilizaciones más grandes y poderosas del mundo.

Pero por suerte para nosotros, durante la colonización francesa un naturalista llamado Henri Mouhot, que iba por la selva buscando nuevas especies de mariposas, se topó en 1860 con un montón de ruinas de lo que parecía una antigua ciudad perdida.

El único templo que seguía visible y mínimamente cuidado era Angkor Wat, en el que habitaba una comunidad de monjes budistas.

Después de que Mouhot publicara en 1868 su libro Viaje a los reinos de Siam, Camoya y Laos, el interés por la antigua civilización de Angkor y su ciudad perdida empezó a crecer.

A partir de ese momento, miles de europeos viajarían a las entrañas de la selva camboyana en busca de las huellas de la ciudad perdida de Angkor.

Poco a poco, los arqueólogos fueron destapando y recuperando las ruinas de Angkor, hasta que en 1992 fueron declaradas como Patrimonio de la Humanidad.

🔎 Explorar las ruinas de Angkor:

Debo advertirte que conocer las célebres ruinas de Angkor posiblemente será una de las experiencias más emocionantes de tu vida. De eso que no te quepa la menor duda.

Antes de ir, debes tener varias cosas en consideración. Aunque no te preocupes, en este post te cuento TODO lo que debes saber para disfrutar al máximo de tu visita.

Cómo llegar a Angkor:

Angkor está bastante cerca de Siem Reap. Para llegar a esta ciudad del norte de Camboya, puedes hacerlo en avión desde alguno de los países vecinos o desde Phnom Penh.

Para llegar a las ruinas propiamente dichas, lo mejor es contratar un tuk-tuk que vendría a ser el típico taxi asiático.

Cómo ver Angkor y cuánto cuesta la entrada:

Algo que es muy importante que tengas en cuenta es que Angkor es un complejo que se compone de varios templos y construcciones (casi 1.000 en total). En otras palabras, que es totalmente IMPOSIBLE verlo todo en un solo día.

Las entradas que se te ofrecen para poder visitar las ruinas de Angkor son las siguientes:

  • 1 día: 37 dólares.
  • 2-3 días: 62 dólares.
  • 7 días: 72 dólares

La entrada más popular y la que todo el mundo suele coger es la de 3 días. Si tienes tiempo de sobras, puedes hacer un recorrido de 7 días para ver absolutamente cada ruina del complejo sin ningún tipo de prisa.

La opción de 1 día es la menos recomendable, ya que solo para ver Angkor Wat estarás varias horas, aunque si no tienes otro remedio, menos es nada.

Cómo moverse por Angkor:

Aquí llega otro punto importante. Si haces el recorrido corto de 1 día, puedes hacerlo andando, eso sí, prepárate para sudar y cansarte como nunca en tu vida.

Hay gente que lo hace en bicicleta. De hecho, puedes alquilarlas en la propia entrada al complejo. Sin embargo, te toparás con los mismos problemas de calor y cansancio que en el caso anterior.

¿Cuál es la mejor forma de recorrer Angkor? En tuk-tuk.

El precio del tuk-tuk estándar suele ser de 20 dólares por día. Toda una ganga considerando que te llevarán de aquí para allá y te harán todo el recorrido sin ningún esfuerzo por tu parte.

Recorrido por los templos de Angkor.

Además, esos 20 dólares son para dos personas, con lo que acaba saliendo por 10 dólares (unos 8 euros) para cada uno.

En nuestro caso, al llegar al aeropuerto de Siem Reap, el tuk-tuk que nos llevó a al ciudad nos preguntó si queríamos visitar Angkor en los próximos días.

Ese mismo día encargamos nuestro recorrido de 3 días. Él nos recogería en el hotel y nos llevaría por todas las ruinas.

El primer día nos llevó a sacar las entradas y nos propuso el recorrido que íbamos a hacer en los próximos días. Es decir, que nosotros no nos tuvimos que preocupar por nada y él ya nos recomendó aquellos templos más interesantes.

De hecho, los recorridos que se hacen siempre suelen ser todos iguales: hay un circuito corto para los que visitan las ruinas un solo día, y otro largo para los que lo hacen durante 3 días.

En las entradas a los templos hay guías que te ofrecen sus servicios por un módico precio. Nosotros no cogimos ninguno y la verdad es que ahora me arrepiento un poco ya que creo que podríamos haber aprendido mucho más sobre nuestra visita.

Angkor Wat desde el aire.

Si estás pensando en coger un guía, no lo contrates por internet.

He visto más de una oferta en la que se te ofrece un recorrido de tres días con trasporte incluido y guía por 200 euros (sin entradas al complejo). Lo cual ya te digo que es un atraco a mano armada.

Mejor contrata todas tus actividades en el mismo sitio que seguro te saldrá muchísimo más barato.

Cómo vestir en Angkor:

Angkor es un lugar de culto para todos los camboyanos, además de un motivo de orgullo por ser una de las construcciones más majestuosas e imponentes del Planeta.

Es por eso que antes de ir hay que tener en cuenta lo importante que es el respeto. Y eso incluye las prendas que escojamos para hacer nuestra visita.

Lo más importante es llevar hombros y rodillas cubiertos, tanto para hombres como para mujeres.

También hay otras prohibiciones las cuales podréis comprobar en este panel. Estos carteles están por todo el complejo y dejan claro qué puede o no puede hacerse durante vuestra visita.

Aunque hace mucho calor, hay que respetar su código de vestimenta. En mi caso, siempre llevaba faldas largas, las cuales son bastante frescas, y un pañuelo para taparme los hombros (iba en tiras) cada vez que entraba en un lugar sagrado.

Código de conducta para visitar Angkor Wat.

Tampoco se pueden tocar monumentos ni subirse a las ruinas (aunque bastante obvio, la gente es bastante estúpida y lo sigue haciendo).

Ha habido muchos incidentes por culpa de turistas occidentales poco respetuosos. En este artículo de Traveler se cuentan algunos de estos casos.

Si vas a ir a un lugar sagrado tan importante, por favor, ten mucho MUCHO respeto por el entorno.

Cuándo ir a Angkor:

El horario de apertura de Angkor va ligado al horario del solar. Normalmente, abren de las 5 am a las 5:30 pm, aunque esto puede variar según el momento del año.

Nadie va a echarte del recinto cuando se cierre, pero si te pillan dentro fuera de horas puede caerte un castigo penal bastante severo.

Las horas más bonitas para disfrutar de las ruinas son el amanecer y el atardecer.

Qué ver en Angkor: los templos más bonitos del complejo

Hay más de mil templos y construcciones en total, con lo que verlo todo es muy complicado.

Sin embargo, hay algunos templos que son imprescindibles durante tu visita. Empezaremos con los tres más icónicos, que serían los que tienes que ver sí o sí si vas a hacer el circuito corto de un día, y luego otros también muy hermosos para completar tu visita de 3 días al complejo de Angkor.

Angkor Wat:

Siempre suele ser la primera parada de la visita. Es el templo más impresionante y majestuoso de todos. Obviamente, también es el más masificado.

Como ya te he contado al principio, este templo fue erigido en honor al dios hindú Vishnu. Solo basta echarle una mirada para darse cuenta de lo increíble que tuvo que ser en el pasado.

Representación de Angkor Wat en el pasado.

Aunque ahora su aspecto sigue siendo maravilloso, cuando se construyó la piedra estaba pintada de blanco y sus cinco impresionantes torres estaban cubiertas de pan de oro.

Solo con estos datos ya nos podemos hacer una idea de lo rica que era la civilización khmer por aquellos tiempos.

Una de las puertas a Angkor Wat.

Reserva unas cuantas horas para explorar todos los rincones de Angkor Wat porque te aseguro que se trata de una visita fascinante.

Para poder admirar todo el complejo en su máximo esplendor, lo más recomendable es subir al piso más alto de su torre central. Tendrás que hacer un poco de cola y subir por unas angostas escaleras, pero las vistas merecen cada gota de sudor.

Templo de Bayon en Angkor Thom:

Más conocido como el Templo de las Caras, es el segundo más popular de todo el complejo.

Templo de las caras.

En él hay un total de 54 torres con una cara a cada lado (216 en total). Se cree que esas 54 torres representan las 54 provincias de lo que antiguamente era Camboya.

Templo de Bayon.

Alrededor del templo de Bayon hay varios templos más pequeños anexos que también son muy interesantes.

Templo de Ta Prohm:

Conocido por convertirse en escenario de la película de Tomb Raider, Ta Prohm es el templo más fotogénico de todos.

Este complejo religioso es la prueba viviente de cómo la naturaleza recupera lo que le pertenecen cuando los humanos abandonamos el lugar.

Templo de Ta Prohm.

Paseando por el templo, te toparás con un montón de raíces de árboles que se extienden por entre las piedras y construcciones.

Ta Prohm.

Hay algunos lugares que son arrebatadoramente hermosos, así que te aconsejo que lleves tu cámara preparada para no perderte ningún detalle.

Templo de Preah Khan:

Muy parecido al templo de Ta Prohm, en tanto a que también tiene un montón de árboles y raíces alrededor.

No es tan impresionante como el anterior, y está bastante peor conservado, pero si vas a hacer el recorrido de tres días es una construcción que tiene que estar en tu lista.

Templo de Neak Pean:

Este en concreto me sorprendió bastante ya que es muy diferente al resto de templos que podemos encontrar en el recinto.

El recinto del templo Neak Pean se encuentra rodeado por un gran lago, producto de las inundaciones que ocurrieron en 2011.

No obstante, parece que esté hecho adrede ya que lejos de fastidiar el entorno, el agua de los alrededores consigue ensalzar aún más su belleza.

Templo de Pre Rub:

Con una de las mejores vistas panorámicas a la selva, este templo es corto de visitar pero muy intenso.

Tiene forma piramidal y para llegar a lo alto, deberás subir por unas empinadas escaleras. Sin embargo, es una visita que merece mucho la pena.

Otros templos del complejo de Angkor:

Aunque estos son los más conocidos, existen otros que puedes añadir a tu recorrido para completar tu visita al complejo como el Templo de Banteay Srei, el Templo de Baphuon o el embalse de Baray.

🍽 Dónde comer en Angkor:

Dentro del recinto hay varios lugares para comer. Son bastante caros en comparación con las paraditas callejeras de Siem Reap, aunque algunos restaurantes tienen aire acondicionado, lo que siempre se agradece cuando llevas todo el día caminando entre ruinas bajo un sol abrasador y a más de 40ºC.

🛏 Dónde alojarse en Angkor:

Aunque hay hoteles muy cerca del complejo, mi recomendación es que te alojes en la propia ciudad de Siem Reap.

El tuk-tuk te recogerá esté donde esté tu hotel. Además, el centro está repleto de paraditas de comida callejera, mercados y otros puntos de interés.

Si no tiene alojamiento reservado, te recomiendo el hotel donde yo me alojé. Está justo al lado del mercado nocturno y el Pub Street, lo que vendría a ser el centro neurálgico de Siem Reap.

Se llama Ta Prohm (sí, como el templo) y es absolutamente espectacular.

El hotel entero está decorado con tallas de madera que evocan figuras y estatuas de los propios templos de Angkor.

El edificio es una obra de arte en sí mismo. No sin mencionar el excelente trato y servicio que recibimos durante esos días.

Me resultó una estancia tan agradable y maravillosa que no pude evitar hacer algunas fotografías de sus instalaciones:

📸 Recomendaciones para hacer fotografías en Angkor:

  • Angkor es el complejo más visitado en Camboya. Es por eso que si quieres hacer fotografías sin gente, deberás madrugar todo lo que puedas.
  • La mejor hora para fotografiar Angkor Wat y aprovechar el reflejo de sus aguas junto a los tonos cálidos del cielo es durante la puesta de sol.
  • Hay monos por todo el complejo. Son muy divertidos pero ten cuidado porque también son muy rápidos y si llevas algo de comida, te lo intentarán coger. Si te muerden, vas a tener que ir directo al hospital.
  • Si quieres hacer fotografiar a los monjes, pide permiso primero. Las mujeres no pueden tocarlos ni estar cerca de ellos. Aunque ya os adelanto que esto es algo a lo que ellos mismos hacen caso omiso. A mí me pararon alguno monjes adolescentes para hacerse fotos conmigo (ni que yo fuera algo muy interesante de fotografiar).
Templo Bayon al atardecer.

❗️Otras consideraciones previas antes de visitar Angkor:

  • No des de comer a los monos o no te dejarán en paz.
  • No des dinero a los niños ni les compres nada. Estarás colaborando en que sus padres no los lleven al colegio y que sigan trabajando en la calle.
  • No aceptes ningún paseo en elefante.
  • Lleva calzado cómodo y ve todo lo fresco que puedas (siempre que tengas hombros y rodillas cubiertos).
  • Lleva agua fresca y compra siempre que lo necesites (está lleno de paraditas).
  • Prepárate mentalmente para pasar mucho MUCHO calor.
Mono típico de Angkor.

Pero sobre todo, ve dispuesto a disfrutar muchísimo de una de las construcciones más maravillosas y alucinantes del mundo.

Y cuando vuelvas, cuéntame qué tal ha sido tu visita a la ciudad perdida de Angkor 🙂