fbpx
Cliffs of Moher - Galway
Europa,  Irlanda,  VIAJES

Guía de Instagram para Galway 2019: dónde sacar las mejores fotografías en Galway (+ mapa)

¿Vas a ir próximamente a Galway y quieres sacar las mejores fotografías para presumir en Instagram? ¡Perfecto!

Porque en la guía de hoy te cuento todo lo necesario para que encuentres esos lugares más instagrameables en la ciudad de Galway y los alrededores.

Lo cierto es que siempre me ha hecho mucha gracia la palabra “instagrameable” (o Instagram worthy), porque define a la perfección ese concepto que todos tenemos en mente de lugares muy fotogénicos que quedarían genial en nuestro feed de Instagram.

Algunos de estos puntos son muy fáciles de encontrar, otros en cambio son secretos bien guardados de Galway que muy pocos turistas conocen.

En esta guía no solo encontrarás los lugares más pintorescos de la propia ciudad, sino otros que se encuentran cerca del condado y que también merecen una buena visita.

¿Estás preparado para un viaje por un escenario de cuento de hadas? Aquí tienes los puntos exactos donde sacar las mejores fotografías en Galway:

Parque Nacional de Connemara:

Empezamos con mi lugar favorito de todos los que visité en el condado.

El Parque Nacional de Connemara es una auténtica joya de Irlanda que te dejará con la boca abierta.

Connemara - Galway
Connemara – Galway

Dentro del propio parque encontrarás otras atracciones de las que te hablaré más adelante, aunque el recorrido por sus sinuosas carreteras ya es todo un espectáculo.

Las mejores vistas las encontrarás desde la colina de Diamond Hill. En este artículo de Diariodelviajero, @futurobloguero te explica el recorrido exacto que deberás hacer para subir a este mágico lugar.

¡Recibe hoy tu guía!

La mejor forma de ver el Parque Nacional de Connemara cómodamente es alquilando un coche. Eso sí, ten en cuenta que no podrás recorrerlo entero y hacer todas las paradas en un solo día.

Connemara - Galway
Connemara – Galway

Si tan solo dispones de una jornada para disfrutar del parque (como en mi caso), entonces no te merece la pena que alquiles un coche. Lo mejor en este caso es que contrates un tour con Galway Tour Company.

Yo hice el recorrido con ellos y la verdad es que quedé bastante contenta. El precio del tour era de 30 euros incluyendo varias paradas a los lugares más icónicos del parque.

Además, el conductor también era nuestro guía, y durante todo el camino nos fue contando datos curiosos acerca de Galway y su historia. Un añadido que sin duda hizo nuestra visita mucho más interesante.

Connemara - Galway
Connemara – Galway

Kylmore Abbey:

Como te he adelantado, dentro del propio Parque Nacional de Connemara hay puntos de interés muy fotogénicos. Pero si tengo que destacar alguno de ellos, me quedo sin duda con Kylemore Abbey.

Este castillo ubicado en la abadía del mismo nombre fue construido entre los años 1863 y 1868 por Mitchell Henry.

Este político inglés natural de Manchester visitó durante su viaje de novios el Parque de Connemara. Al llegar a esta rincón, la joven pareja se enamoró del lugar y decidieron construir allí su castillo con la intención de vivir allí para el resto de sus vidas.

Tanto Mitchell como Margaret, su amada esposa, están enterrados en el mausoleo que se encuentra dentro de los terrenos.

Otro de los puntos de interés de esta visita es la preciosa iglesia neogótica que se encuentra en una zona boscosa justo antes de llegar al mausoleo.

Por si aún no tuvieras suficiente, la entrada también incluye la visita a unos increíbles jardines victorianos que se encuentran dentro del recinto. Nosotros tuvimos la mala suerte de ir en diciembre, con lo que no pudimos disfrutar de los alegres colores de las flores. Pero si vas en primavera la estampa seguro que será alucinante.

Kylmore Abbey - Galway - Connemara
Kylmore Abbey – Galway – Connemara

El mejor lugar para fotografiar el castillo es desde la otra parte del lago, justo donde se encuentra el parking y desde donde podrás captar el reflejo del edificio en el agua. También hay una bonita foto desde el camino que va hacia el castillo, justo después de pasar el control de entradas.

Por lo que respecta a la pequeña iglesia neogótica, la verdad es que tiene un aspecto folk y moody muy interesante. De hecho, mis fotos favoritas de la visita las tomé delante de su fachada.

Kylmore Abbey - Galway - Connemara
Kylmore Abbey – Galway – Connemara

Si tienes la suerte de ver los jardines en una época más calurosa, es probable que puedas sacar algunas imágenes muy bonitas y estéticas.

El precio de la entrada si realizas el tour con Galway Tours Company es de 8 euros. La entrada normal si vas por tu cuenta es de 13 euros.

Killary fjord (o Killlary Harbour):

¿Has visto alguna vez un auténtico fiordo? ¡Pues en Connemara encontrarás uno alucinante!

Si tienes buena suerte y el tiempo acompaña, la niebla no te impedirá sacar algunas fotografías increíbles.

Como sabrás, un fiordo es una entrada del mar dentro de la propia tierra. De hecho, esto ocurre por la presencia de un valle que normalmente ha sido excavado por la acción de antiguos glaciares.

Kyllary Fjord – Connemara – Galway

En otras palabras, que hace millones de año hubo un glaciar justo en este lado de la isla que dejó tras de sí un hueco en la tierra que ha sido rellenado por el mar.

Para verlo tienes dos posibilidades: desde un barco o desde la carretera. A mí desde la carretera me pareció más que suficiente. Aunque si te apetece hacer un crucero por el agua tan solo te costará unos 20 euros.

Si vas con el tour que te he recomendado, esta es una de las paradas que realizaréis. No obstante, si eres de los que les gusta hacer muchas fotografías, ya te digo que aquí tan solo estuvimos unos 10 minutos.

Para verlo a tu aire y poder estar todo el tiempo que quieras, lo mejor es que vayas por tu cuenta.

Claddagh y The Long Walk:

Claddagh es uno de los lugares más interesantes de la ciudad de Galway, no solo por su estética tan pintoresca, sino también por su gran relevancia histórica.

Aunque pueda sorprender, los locales de Claddagh han vivido de la pesca durante miles de años debido a su privilegiada ubicación al oeste del río Corrib. De hecho, se sabe que ya antes del siglo V este pueblo estaba habitado.

El nombre del sitio proviene de la palabra irlandesa Cladach, que significa “playa pedregosa”.

El pueblo siempre ha llamado la atención por ser considerado como uno de los más antiguos de Irlanda. Es por eso que alrededor del siglo XIX, artistas, periodistas de viaje y reporteros, se acercaron a Claddagh curiosos por descubrir un asentamiento que había logrado mantenerse prácticamente intacto con el paso del tiempo.

Durante mucho tiempo, la única lengua que se hablaba en Claddagh era el irlandés, a diferencia de Galway que hablaban en inglés. Incluso sus vestimentas eran distintas y tenían su propio rey.

Aquí te dejo algunas fotos de cómo era este pueblecito hace unos años:

Claddagh (Galway) en 1900. Fuente: Our Irish heritage.
Claddagh (Galway) en 1900. Fuente: Our Irish heritage.
Claddagh (Galway) en 1900. Fuente: Our Irish heritage.
Claddagh (Galway) en 1900. Fuente: Our Irish heritage.
Claddagh (Galway) en 1900. Fuente: Our Irish heritage.
Claddagh (Galway) en 1900. Fuente: Our Irish heritage.

Hoy en día el lugar ya no se conserva tan campestre como antaño, pero sí que tiene algunos rincones muy pintorescos.

Para mí, la mejor foto que puedes tomar es desde el otro lado del río, justo en el The Long Walk. Desde aquí podrás avistar unas características y llamativas casas de colores.

The Long Walk - Galway
The Long Walk – Galway

Aunque pasear por el lugar en un día soleado es todo un gusto, si te topas con un día de niebla y medio lluvioso lograrás una atmósfera absolutamente mágica y muy típicamente irlandesa.

DATO CURIOSO:

Es posible que el nombre de “Claddagh” te suene, no solo por el pueblo, sino por el famoso anillo. El anillo de Claddagh es uno de los más famosos del mundo, y un icono muy conocido de la cultura y tradición irlandesa íntimamente ligada a la simbología celta. Según dice la leyenda, Richard Joyce, un habitante del pueblo de Claddagh, se fue a las Indias Orientales en busca de gloria y riquezas. Su objetivo era volver con las manos llenas de oro para poder casarse con su amada. Por desgracia para él, el barco en el que viajaba fue asaltado por piratas. El pobre Richard fue vendido como esclavo a un orfebre de Argelia. Fue durante su cautiverio que duró unos 14 años, cuando aprendería todos los secretos del oficio. Cuando el rey de Inglaterra, Guillermo III, ordenó a los musulmanes que liberaran a sus esclavos, el maestro que sentía un gran afecto por Richard le ofreció quedarse con él y casarse con su joven hija. Pero el amor de Richard Joyce por su amada era tan fuerte e inquebrantable, que no había logrado olvidarla ni siquiera después de pasar 14 años lejos de su lado. Cuando volvió a su hogar le regaló un anillo de compromiso que él mismo había diseñado: dos manos aguantando un corazón coronado. El cual pasaría a conocerse para siempre en la historia de la joyería como el Anillo de Claddagh. Según cuenta la leyenda, Richard consiguió casarse con su amada y fundó una joyería en Galway donde vendería sus bonitos diseños. Se cree que esto ocurrió hace unos 300 años, pero el Anillo de Claddagh sigue siendo hoy en día un símbolo una oda al amor y la amistad eternos.

Quay Street y el centro de Galway:

Aunque Galway es una ciudad muy pequeña, tiene un casco antiguo precioso repleto de tiendas curiosas y muy bonitas. Algunas de ellas merecedoras de unas buenas fotografías.

En Quay Street encontrarás muchos de estos establecimientos, aunque en realidad, en prácticamente cualquier calle del centro puedes encontrarte con alguna joya oculta.

Yo te recomiendo que te dejes llevar por el encanto de Galway y te pierdas por sus calles. Estoy segura de que podrás hacer fotografías muy interesantes. Sin embargo, yo te recomiendo algunos comercios que a mí me parecieron absolutamente mágicos:

  • Charlie Byrne’s Bookshop: una librería independiente con un montón de ejemplares de segunda mano.
  • Wooden heart: una tienda de juguetes de madera que tiene una entrada de cuento de hadas.
  • The King’s Head: un pub/restaurante con una entrada espectacular y una decoración navideña todavía mejor.
  • Aunty Nellie’s Sweet Shop: una tienda de dulces que te regalará un delicioso viaje al pasado. Como dicen ellos mismos: “no solo vendemos dulces, sino que también vendemos recuerdos y memoria”.
  • Healy Barbers: una barbería que parece sacada de una película de los años 50. Toda una belleza retro que merece una buena fotografía.
  • Tom Nelly’s Shop: al igual que en el caso anterior, se trata de una barbería preciosa y con una entrada muy estética y cool.

Otro de los puntos que no te puedes perder es el mural de Kelsey Montague delante del O’connells Bar. Se trata de dos alas muy grandes que forman parte de un proyecto de este artista llamado #whatliftsyou . De hecho, puedes encontrar estas obras repartidas por todo el mundo.

Es precisamente por la historia que hay detrás que tomarse una fotografía delante de estas alas es indispensable para muchos viajeros.

Sin embargo, yo siempre huyo de estas cosas tan mainstream y de las típicas fotos que se hace todo el mundo, aunque hay que reconocer que el mural es arrebatadoramente hermoso.

Nui Quadrangle:

La primera vez que vi este edificio me parecía que había entrado en el universo de Harry Potter y que Galway tenía su propio Hogwarts escondido.

Esta construcción del año 1849 nació como el Queen’s College, la universidad de Galway.

Queen's College - Galway
Queen’s College – Galway

Uno de los aspectos más característicos y que le dan más encanto al lugar es su construcción con estilo Tudor y piedra caliza.

La zona del patio central, donde se encuentra su famoso y fotogénico cuadrado (de ahí el nombre de quadrangle), es el punto más estético del NUI Quadrangle.

Queen's College - Galway
Queen’s College – Galway

En la actualidad, el edificio se usa con propósitos administrativos, aunque podrás acceder a él sin ningún tipo de problema.

Dunguaire Castle en Kinvara:

Ya habrás oído alguna vez que Irlanda, Escocia, Gales e Inglaterra están plagados de castillos medievales, ¿verdad? Pues bien, al menos en el caso de Irlanda, puedo asegurarte de que este rumor es totalmente cierto.

No me preguntes por qué, pero mires donde mires, te encontrarás con castillos o ruinas de lo que fueron fortificaciones en el pasado.

Uno de los que más me gustó y me sorprendió a partes iguales es el Dunguaire Castle, un castillo ubicado en un pueblo muy pequeño llamado Kinvara a media hora de Galway.

La fortificación está a las afueras, y puede visitarse en ciertas horas del día. No obstante, si no quieres entrar siempre puedes conseguir algunas fotografías muy interesantes desde fuera.

En este caso, yo te recomiendo dos perspectivas distintas;

La primera de todas, y la que a mí más me gustó es una que está algo alejada del castillo. Unos metros antes de llegar a la entrada que quedará a la izquierda si vas andando desde Kinvara, verás una especie de camino (no muy bien marcado) que baja hasta una zona plana justo delante de unas piedras.

Dunguaire Castle - Galway
Dunguaire Castle – Galway

Para acceder deberás saltar un pequeño muro. Pero no te preocupes porque no es demasiado elevado.

Ahí verás que el mar entra dentro de la tierra y podrás captar una perspectiva de todo el castillo encima de la pequeña colina justo delante del agua.

La otra perspectiva la encontrarás en la propia entrada del castillo, justo subiendo por el camino marcado.

Aquí te dejo algunas de las fotografías que hice en este lugar.

Dunguaire Castle - Galway
Dunguaire Castle – Galway

Los acantilados de Moher (Cliffs of Moher):

Bueno, agárrate porque he dejado el plato fuerte para el final.

Estos majestuosos acantilados son una de las atracciones turísticas más célebres de todo Irlanda. El recorrido es de unos ocho kilómetros, aunque la zona de visitas está delimitada.

Fue precisamente en los acantilados de Moher donde pude captar el mayor número de imágenes y clips de vídeo de todo mi viaje. Así que prepárate para una de las paradas más fotogénicas de todo Galway.

Cliffs of Moher - Galway
Cliffs of Moher – Galway

Hay dos formas de ver los acantilados: a pie o en barco. Mi recomendación para sacar las mejores fotos es que lo hagas a pie.

Pero atención, antes de ir ten en cuenta estas advertencias:

  • Como te he dicho, es una de las zonas más turísticas de todo Irlanda. Lo que traducido significa que siempre hay mucha gente. Si quieres sacar buenas fotos, tienes que ir un paso por delante.
  • La mayoría opta por contratar una excursión desde Galway. El problema es que todas salen a las 10:00 y llegan sobre las 12:00 a los acantilados. La hora punta cuando más gente hay. Estos tours cuestan unos 30 euros.
  • Para mí, la mejor opción si vas a hacer fotos, es ir en bus público por cuenta propia pronto por la mañana. Te saldrá más caro, sí, pero merecerá la pena solo por las imágenes que conseguirás.
  • En total, contando con el trayecto de bus + la entrada que cogimos por internet, nos salió por unos 40 euros. 10 euros más que con el tour, pero las fotografías sin gente merecieron sobradamente la pena.
  • Para que la entrada te salga a mitad de precio, resérvala a través de internet.
  • El primer bus que sale de Galway es a las 8:00 am y llegarás sobre las 10:00 am. A pesar de que estarás allí antes que los tours, ya habrá algo de gente. Nosotros nos marchamos sobre las 13:30 y te aseguro que el sitio ya estaba saturado de turistas.
Cliffs of Moher – Galway

Para buscar los mejores puntos de vista, lo ideal es recorrerse los 750 metros de sendero y encontrar aquellos lugares más bonitos.

En un extremo del recorrido está la Torre O’Brien. Para entrar y admirar las vistas desde el punto más elevado de los acantilados deberás pagar dos euros extra.

El camino está lleno de barro, hace viento y lo más seguro es que en algún momento tengas las suerte de “disfrutar” de la suave y húmeda lluvia irlandesa. Con esto quiero advertirte de que es imperativo que lleves la ropa y el calzado adecuados.

Durante nuestra visita vimos a chicas con tacones y chicos con pantalones de pinza pasearse por allí. ¿El resultado? Muchos pasaron frío, otros acabaron llenos de barro hasta las rodillas y todos se mancharon sus zapatos

Solo te digo que yo me caí de culos (porque sí amigos, un suelo con barro es exageradamente resbaladizo) y me manché todo el pantalón, y por supuesto las zapatillas.

También es importante que los visitantes no se salgan de la zona delimitada por las vallas. Los acantilados están en constante erosión y no es extraño que de vez en cuando haya desprendimientos.

Más de un turista se ha precipitado al vacío por accidente. Una muerte segura si tenemos en cuenta que alguna partes de los acantilados están a más de 200 metros del mar.

Por lo demás, aprovecha todo lo que puedas y saca fotografías que dejen a todos con la boca abierta. 🙂

Esto ha sido todo por hoy. Aquí te dejo un mapa con todos los lugares que hemos hablado en el post para que los encuentres sin problemas.

También te dejo un pequeño vídeo con algunas tomas que hice por Irlanda. Aquí podrás ver el Dunguaire Castle, la iglesia de Kylmore Abbey o el Long Walk en Galway.

Si tienes alguna duda acerca de cómo llegar a estos sitios, no dudes en dejarme un comentario y responderé a todas tus dudas.

¡Nos vemos en el próximo post!

2 Comments

  • Francisco Valero

    Somos un grupo de senderista españoles que deseamos ir a Galway, (entre otras zonas de Irlanda) y pasar tres o cuatro días visitando y recorriendo los lugares más interesantes
    Podemos hacerlo viajando desde Dublín en tren y allí alquilando un coche?
    Que alojamientos y/o agencias nos puedes aconsejar,y la mejor época?

    • marinarpinto

      Hola Francisco:) en mi caso viajé a Galway desde Dublín en autobus por unos 15 euros. Una vez allí la mejor forma de conocer la zona es alquilando un coche ya que es la opción que más libertad os va a dar. Hay muchas empresas que hacen tours y excursiones de senderismo pero yo os recomiendo que lo hagáis por libre ya que en este tipo de actividades siempre van grupos bastante grandes. Para el alojamiento hay muchos B&B baratos y cómodos en el centro de la ciudad. Es un lugar muy tranquilo y agradable, seguro que os encantará 🙂

      un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *