fbpx

Si tuviera que definir a Roma de una forma justa, creo que la expresión que mejor alcanza a explicar la magnificencia de la Ciudad Eterna es “museo al aire libre”.

Porque sí, si todavía no has estado en Roma te aseguro que alucinarás por completo con lo que esta hermosa ciudad; hogar y cumbre de tantas civilizaciones, artistas, científicos, letrados y filósofos; tienen para ofrecerte.

Si vas dispuesto a hacer millones de fotos, no te preocupes porque las posibilidades de Roma son infinitas; mires donde mires te toparás con calles, monumentos y edificios que son dignos de capturar con tu cámara.

De hecho, Roma es la segunda ciudad del mundo con más obras de arte por metro cuadrado.

Sin embargo, hay algunos lugares concretos que destacan especialmente por su encanto.

Desde ya debes concienciarte de que es imposible que veas todos los rincones de Roma durante tu viaje. Por eso hoy te propongo una selección de aquellos lugares más bonitos para conseguir unas fotografías de ensueño para tu perfil de Instagram.

1. La Fontana di Trevi:

Esta es la foto más deseada pero más complicada de conseguir sin duda alguna. Como quiero que tomes plena conciencia de la cantidad de gente que se acumula delante de este magnífico monumento, aquí te dejo un mapa de Google Maps con una fotografía en 360º para que lo compruebes por tus propio ojos:

¿Y cómo hago para hacerme una foto un poco decente? Fácil: ¡MADRUGA!

Esta foto me la hice como a las 8 am de la mañana, y aun así había alguna gente a mi alrededor. Sé de gente que se planta delante de la fuente a las 7 am para conseguir una foto un poco más panorámica sin tener que jugar con la perspectiva para que no aparezca absolutamente nadie.

Calcula que si tu alojamiento no está por los alrededores, vas a tener que contar con el tiempo de desplazamiento hasta llegar al lugar. Otra opción es coger un hotel que se encuentre cerca (prepárate para pagar bastante) y poder llegar a la fuente en unos pocos minutos.

¡Recibe hoy tu guía!

Por la noche, la fuente se ilumina y se pone preciosa, aunque olvídate por completo de hacer fotos ya que a esas horas se encuentra a revosar.

Aunque las otras propuestas que te traigo en esta guía son opcionales, esta es completamente obligatoria. No puedes irte de Roma sin hacer una fotografía delante de la Fontana Di Trevi. ¡Eso es inaceptable!

Así que ya sabes, ¡a madrugar se ha dicho!

View this post on Instagram

Me at Fontana di Trevi ❤️😊

A post shared by Marina R.P. (@marinarpinto) on

2. El Coliseo:

Tengo que reconocer que he mentido cuando te he dicho que la Fontana di Trevi era la única fotografía obligatoria. El Coliseo también es totalmente imprescindible, no solo por su carácter fotogénico, sino también por su importancia histórica.

Te animo a que compres la entrada y te pasees por su interior ya que es francamente impresionante.

Sin embargo, la buena foto no está dentro del Coliseo, sino fuera.

Hay incontables perspectivas y encuadres para poder fotografiar el Coliseo, sin embargo, la más popular de todas y la más práctica es desde un muro que hay cerca de la construcción.

Es bastante elevado, con lo que te ayudará a evitar que aparezca la gente que seguramente estará por los alrededores. Además, el Coliseo desde esta perspectiva se ve muy bien y no será necesario que te acerques excesivamente temprano para capturar una buena imagen.

3. El Barrio de Trastevere:

El barrio de Trastevere rezuma encanto y es perfecto para vivir al máximo el espíritu romano de la ciudad.

Las calles están repletas de tratorías, lugares para tomar café y algún que otro curioso comercio. Pero además, es un espacio repleto de rincones pintorescos en los que hacer fotos se vuelve toda una delicia.

El epicentro de la vida de este barrio se encuentra en la Piazza de Santa María donde también se ubica la Basílica del mismo nombre. Desde aquí, te animo a que te pierdas por las calles aledañas y empieces a capturar escenarios de la vida cotidiana de sus gentes.

4. Via dei Coronari:

Al igual que ocurre con el Barrio de Trastevere, esta calle ubicada en pleno centro de Roma cuenta con una magia y encanto muy difícil de describir con palabras.

El tiempo parece que se haya detenido en este remanso de paz escondido en la ajetreada ciudad de Roma, guardando para sí algunas de las más bellas postales y joyas secretas por descubrir.

Como en el caso anterior, también te animo a que te dejes perder por el misticismo de este lugar, aunque te dejo algunas imágenes para que te hagas una idea de lo que te encontrarás si lo visitas.

5. Puente de San Angelo (y Castillo de San Angelo):

El Castillo de San Angelo fue una de las sorpresas más agradables de mi visita a Roma. Las vistas desde lo alto de esta fortificación son absolutamente espléndidas, y en su cumbre podrás divisar gran cantidad de atracciones turísticas de la ciudad.

Presidiendo la entrada al castillo se encuentra otro de mis puntos favoritos de la ciudad para hacer fotografías: el Puente de San Angelo.

Estoy segura de que has visto este lugar en millones de fotografías de Instagram. Lo cierto es que el puente en sí lleva construido casi 2.000 años, (concretamente desde 139 d.C) y llama muchísimo la atención por todas las esculturas que lo flanquean.

Lo mejor es que el puente es peatonal, con lo que no tendrás que lidiar con coches ni ningún tipo de automóvil para hacerte algunas buenas fotografías (solo con varios turistas). Procura ir pronto por la mañana para poder disfrutar del lugar sin demasiada gente.

Otra de las perspectivas más bonitas es desde el otro lado del río, un poco alejado del puente para poder fotografiarlo junto a la Basílica de San Pedro. Además, desde este lugar podrás disfrutar de una de las mejores puestas de sol de toda la ciudad.

6. Plaza de San Pedro y Basílica de San Pedro:

El Vaticano es sin ningún atisbo de duda un lugar único en el mundo.

Dejando a un lado sus connotaciones religiosas, no hay rincón en donde se concentre más cantidad de arte por metro cuadrado que en El Vaticano. Mires donde mires, quedarás estupefacto por su propia elegancia y sentirás que has abandonado el mundo terrenal para adentrarte en un lugar donde la belleza estética prima por encima de todo.

Aquí hay dos lugares primordiales en los que hacer fotografías perfectas. El primero de todos está justo fuera de los dominios de la Ciudad del Vaticano, que vendría a ser la Plaza de San Pedro.

La columnata que la rodea es espectacular, un diseño regalo de Bernini, uno de los arquitectos más relevantes de la historia del arte. Lo mejor de todo es que esta enorme plaza está presidida por la imponente cúspide de la basílica.

Puedes hacerte algunas fotografías en la misma plaza, entre las columnas, o hacerla desde la misma entrada de la calle un poco antes tal y como hice yo.

Además, el sol se pone justo por detrás de la basílica, con lo que la hora dorada es una de las preferidas cuando se trata de captar una luz arrebatadoramente bella.

El segundo lugar para hacer una buena fotografía es desde la cima de la propia basílica, ya que las vistas desde aquí son simplemente impresionantes. De hecho, es uno de los mejores lugares elevados de toda la ciudad para disfrutar de una panorámica perfecta.

7. El Jardín de los Naranjos:

Este es uno de los secretos mejores guardados de Roma. Si le preguntaras a un romano cuál es el mejor atardecer de toda la ciudad, seguramente te respondería que el del Jardín de los Naranjos.

Ubicado en la cima de la colina Aventino, y tras una tediosa subida que te dejará sin aliento, encontrarás este precioso parque, que como su propio nombre indica, está flanqueado por unos curiosos naranjos.

Gracias a su privilegiada altura, es uno de los mejores lugares para admirar como el sol se esconde tras este escenario de cuento antiguo que es Roma.

Lo mejor de todo es que no es un lugar demasiado conocido, con lo que no te costará hacerte con un sitio para disfrutar de semejante espectáculo de la naturaleza.

View this post on Instagram

Roma secrets ❤️

A post shared by Marina R.P. (@marinarpinto) on

8. Piazza Navona

Si no eres capaz de conseguir una foto decente delante de la Fontana Di Trevi (hay mucha gente que pese a sus esfuerzos, no lo consigue), en esta plaza encontrarás un sucedáneo de esta hermosa fuente.

De acuerdo, sé que la fuente de Piazza Navona no es tan grande, majestuosa ni famosa, pero sí que es bastante bella. Además, no está repleta de gente a todas horas del día con lo que ya es una razón de peso para darle una oportunidad.


Estos han sido mis 8 lugares favoritos para fotografiar en Roma. Sé que hay infinitos rincones más, así que si has estado en la Ciudad Eterna alguna vez, te invito a que me dejes tus propuestas en la cajita de comentarios más a bajo.

¡Nos vemos en el próximo post!