Cómo convertirse en Nómada Digital,  Nómada Digital

La guía definitiva para convertirse en Nómada Digital y viajar por todo el mundo

Viajar es la asignatura pendiente de la mayor parte de la humanidad. Después de todo, ¿qué haríamos si tuviéramos tiempo y capital ilimitado? Estoy segura de que tu respuesta (al igual que la mía) es viajar.

Pero de vuelta a la realidad, ¿quién puede permitirse ese lujo? Bueno, tienes dos opciones: o compras un boleto de lotería rezando por que te toque el gordo, (una forma muy pasiva de perseguir tu objetivo si me permites el apunte). O bien, te construyes y diseñas tu modo de vida ideal, el cual te permita viajar sin límites.

Sí, estoy hablando de convertirte en un Nómada Digital. ¿Un qué? Bueno, bueno, paso a paso.

Imagina poder ganarte la vida con lo que realmente amas, mientras viajas por el mundo conociendo toda clase de países y culturas.

“Muy bonito y fácil parece todo”. Sí, parece muy bonito, y lo es. Pero te aseguro que de fácil no tiene nada. Esos sí, la libertad y experiencia que te proporciona este tipo de vida merece cada gota de sudor invertida en un proyecto así.

Hace ya muchos años que sabía que quería ser Nómada Digital. Mucho antes incluso de haber escuchado tal término.

Sabía que mis ansias por ver y conocer mundo eran incompatibles con cualquier modo de vida que estuviera sujeto a un trabajo fijo en un espacio concreto y con un horario delimitado.

Actualmente, puede afirmar con orgullo que he conseguido mi objetivo; trabajo desde casa, hago algo que me encanta, y que además, puedo realizar desde cualquier lugar del mundo. Solo necesito dos cosas: mi portátil y una conexión a internet.

“Eso costará mucho”. Bueno, en realidad no tanto. Eso sí, necesitarás mucha determinación y motivación para conseguirlo.

Hace unos dos años que me decidí por perseguir este estilo de vida. Al comentar mi proyecto a mis más allegados, la única respuesta que recibía era una mirada de desaire junto a un: “sí claro, todos queremos una vida así”.

Si tú también te has tenido que enfrentar a la incredulidad de tu entorno ante un proyecto del estilo, no te desanimes. Ya que a pesar de que lo desalentadores que puedan ser en ocasiones tus seres queridos, debo decirte que una vida así es posible.

¡Recibe hoy tu guía!

Aunque te parezca mentira, al cabo de un año de haber empezado a mover hilos para conseguir mi objetivo, ya me había convertido en Nómada Digital. Todo mi trabajo lo realizaba al 100% a través de mi ordenador. Sin horarios, sin prisas, sin un lugar fijo.

¿Quieres saber cómo lo conseguí? Está bien; hoy vengo a regalarte todos mis secretos.

Esta es la Guía Definitiva para convertirte en Nómada Digital mientras viajas por todo el mundo. ¿Estás preparado?

 

¿Qué es un Nómada Digital?

Como dirían los angloparlantes: first things first.

¿Qué es un Nómada Digital? Bueno, hay muchas formas de definir este concepto, pero según mi criterio, un Nómada Digital es un trabajador que desenvuelve su oficio de forma remota gracias a las facilidades de internet y la tecnología. Esto le permite poder desempeñar su profesión en cualquier lugar del mundo, ya que no necesita estar en un lugar fijo.

Es decir, más que un trabajo, es un modo de vida.

Muchos podrían pensar que los Nómadas Digitales son bloggers o empresarios, con sus propios negocios y proyectos basados en internet, aunque no es realmente así.

El concepto de Nómada Digital podría englobar a un gran espectro carreras profesionales:

El dueño de una empresa de cosméticos que puede manejar su compañía desde Las Bahamas, esun Nómada Digital. Un fotógrafo freelance que vende suscreaciones a una revista mientras viaja, es un Nómada Digital. Un programador web que ejerce su profesión mientras se recorre el sudeste asiático en moto, también es un Nómada Digital.

Dentro de esta definición, entran una multitud de profesiones y actividades que se pueden desempeñar siendo Nómada Digital. La única condición es poder ganar dinero sin la necesidad de tener un lugar fijo al que acudir todos los días.

 

¿Qué tipos de Nómada Digital existen?

Como ya te he adelantado, existen una multitud de profesiones que puedes llevar a cabo para ser un Nómada Digital. No obstante, existen algunas diferencias entre los distintos tipologías:

  • Asalariados de teletrabajo: es decir, todos aquellas personas que trabajan dentro de una empresa, pero pueden desempeñar sus funciones desde casa. Por ejemplo, si te encargas de las cuentas de una compañía, pero se te permite realizar todo el trabajo desde casa. Es posible que tengas que ir a la oficina una o dos veces al mes, aunque esto te permita hacer escapadas de vez en cuando.
  • Emprendedores y empresarios: en este grupo se englobarían todas aquellas personas que han construido un negocio propio o marca personal. Siguiendo el ejemplo anterior, el propietario de una gran compañía de cosméticos que puede manejar su empresa a distancia entraría en esta descripción. También todos aquellos pequeños autónomos que ganan dinero con sus blogs o infoproductos. También englobaríamos a influencers y youtubers, que ganan dinero gracias a haberse construido una marca personal en internet.
  • Freelancers: aunque también estaríamos hablando de autónomos, estos trabajarían para otras empresas o personas de forma puntual. Por ejemplo, redactores independientes de revistas o fotógrafos que trabajen por cuenta propia pertenecerían a este grupo.

Si te estás preguntando qué tipo de Nómada Digital soy yo, la respuesta es que he pertenecido a los tres grupos.

Mi primer trabajo como Nómada Digital fue para otra empresa. Yo redactaba ciertos documentos y hacía algunas traducciones para un negocio de formación para emprendedores. Es decir, era una asalariada que trabajaba desde casa.

Ese primer contacto me sirvió para dos cosas:

  • Darme cuenta de que se puede trabajar de lo que más amas en el mundo (en mi caso, escribir).
  • Descubrir que ser Nómada Digital es mi camino en la vida.

No obstante, el hecho de seguir teniendo un jefe (por muy bueno que fuera) no era exactamente el sueño de mi vida.

Así que decidí que había llegado el momento de encontrar otras formas de ingresos. Hace ya bastantes meses que me encuentro trabajando como escritora freelance para varias revistas y empresas de marketing. Pero además, también gano dinero gracias a:

  • Colaboraciones puntuales con la revista Código Nuevo.
  • Campañas publicitarias (muy de vez en cuando) gracias a mi perfil Instagram. Con el tiempo he podido cosechar cierto éxito en esta plataforma, realizando colaboraciones con agencias de turismo y hoteles de todo el mundo para ahorrar mucho mucho dinero en mis viajes.
  • También gano dinero mensualmente gracias a mis ebooks sobre desarrollo personal y psicología (sí, también soy psicóloga).

Por último, estoy empezando a construir este sitio web con la intención de poder ofrecer un portafolio sobre todo mi trabajo y ofrecer mis infoproductos en un espacio unificado.

Todo ello me ha permitido poder ganarme un sueldo mensual bastante decente (nada impresionante de momento, pero todo llegará). Este año 2018 he viajado un total de 5 meses (si juntamos todos los días), espaciados en varios períodos. Aunque mi objetivo es poder viajar aun más con el tiempo.

Si tú también te acabas de dar cuenta de que este es tu camino en tu vida, y estás decidido a convertirte en Nómada Digital, ¡sigue leyendo!

 

¿Qué ventajas tiene convertirse en Nómada Digital?

Las ventajas son bastante evidentes, aunque no está de más enumerarlas:

  • Viajar por todo el mundo.
  • Trabajar en algo que amas.
  • Poder organizar tu propio horario.
  • No tener jefe (no en todos los casos, pero sí en la mayoría 😉 )
  • Ser el dueño de todas las horas de tu día.
  • Puedes controlar tu volumen y ritmo de trabajo.

¿Qué inconvenientes tiene convertirse en Nómada Digital?

Como no todo es de color de rosa en esta vida, antes de dar el paso definitivo y decir adiós a tu rutina de oficina, deberás tener en cuenta que:

  • Necesitarás mucha fuerza de voluntad y motivación. El camino no es fácil.
  • No son unas vacaciones. Olvídate de desconectar de todo mientras viajas. Un Nómada Digital curra como el que más.
  • Deberás contar con una habilidad que te permita ganarte la vida. Ya sea escribir, dibujar, editar vídeos, o cualquier cosa que se te pueda ocurrir.
  • Ser Nómada Digital implica mucho esfuerzo y dedicación. No tiene nada que ver con tirarse en una hamaca en una playa de las Maldivas con un mojito en la mano todo el día.
  • Pasará un tiempo hasta que puedas ser un Nómada Digital a full time.

¿Qué herramientas necesito para convertirme en Nómada Digital?

Eso es sencillo: internet, una habilidad y un ordenador.

En mi caso, cuando es un viaje corto y no quiero lleva mucho peso, me decanto por mi Ipad. Eso ya depende de ti.

Lo más importante, es tener muchas ganas y motivación. Y sobre todo, seguir esta guía paso a paso:

 

Guía paso a paso para convertirse en Nómada Digital:

Paso 1: reflexión y consideraciones previas.

Primero de todo, te recomiendo que pienses bien si esta vida de Nómada Digital es para ti.

Ya hemos comentado anteriormente los inconvenientes de este tipo de trabajo. Esto de trabajar por cuenta propia no es para todo el mundo.

Muchas personas no disponen con la determinación y decisión suficientes como para exigirse un trabajo mínimo diario. Si tú eres de esas personas, olvídate de este tipo de vida.

Si por otra parte te gusta viajar, pero crees que no podrías hacerlo mientras sigues trabajando con tu ordenador, siempre puedes cogerte una excedencia.

Hay muchas personas que ahorran durante años para luego pegarse una tira de meses explorando el mundo. Puede ser una buena alternativa a la vida de Nómada Digital.

Por otra parte, si sigues decidido en convertirte en Nómada Digital, recuerda que antes de poder lanzarte a ver mundo, necesitarás currártelo durante algunos meses.

Se necesitan de un tiempo de rodaje previo antes de que un negocio online empiece a funcionar.

Por último, ten en cuenta que si vas a ser un Nómada Digital, lo harás porque quieres ver mundo. Mientras estés de viaje, deberás saber encontrar un equilibrio entre el trabajo y disfrutar del destino.

Si te enfrascas 12 horas diarias a trabajar con tu ordenador en vez de aprovechar al máximo el hermoso entorno en el que te encuentras, no sería muy distinto a un trabajo tradicional, ¿verdad?

 

Paso 2: decidir qué estilo de vida quieres tener:

Esto es básico, ya que no todos los tipos de negocio necesitan el mismo nivel de dedicación.

Si lo que quieres es dejarlo todo y lanzarte a la aventura hoy mismo, lo mejor es que trabajes como freelancer o asalariado remoto para otras empresas. Eso sí, ten en cuenta que cobrarás por las horas que trabajes.

Al tener una limitación de horas en tu jornada diaria, también tienes una limitación por lo que respecta al dinero que puedes llegar a ganar.

Si por el contrario prefieres un negocio que con el tiempo te permita tener que dedicarle 4 horas semanales, sin duda la mejor opción es construir un negocio online. Esto te llevará mucho tiempo y esfuerzo, y deberás esperar unos meses antes de poder viajar a full time, pero quizás es la forma más rentable de conseguir tu objetivo.

Creo que la fórmula perfecta está en una combinación de ambas cosas: hacer trabajos como freelancer, mientras construyes tu negocio online. Este método (que es el que yo seguí, por cierto) te permitirá poder empezar a viajar desde el primer día.

 

Paso 3: descubrir tus habilidades y estudiar el mercado.

Vale, creo que a estas alturas ya te ha quedado claro que convertirse en Nómada Digital implica en primera instancia currar de algo. Y para ello, necesitas contar con una habilidad que se te dé especialmente bien.

En mi caso lo tuvo claro: la escritura, los viajes y la psicología. Lo mezclé todo y decidí escribir sobre psicología y viajes. Y eso es precisamente lo que estoy haciendo ahora mismo. ¿Qué se te da bien a ti?

Aunque pienso hacer una guía especial sobre todos los trabajos que puedes llevar a cabo siendo Nómada Digital, aquí te dejo un pequeño adelanto de las actividades más habituales:

  • Blogger.
  • Escritor freelance y ghostwriter.
  • Vendedor de infoproductos (ebooks, cursos…)
  • Programador web.
  • Diseñador gráfico.
  • Desarrollador.
  • Videógrafo.
  • Editor de foto y vídeo.
  • Youtuber.
  • Traductor.
  • Influencer.
  • Dueño de un comercio electrónico de dropshipping.
  • Webs de afiliados.
  • (…)

Aunque cuando escriba la guía de profesiones de Nómada Digital ya proporcionaré una lista de recursos para poder desempeñar estas profesiones, ya te adelanto que la mejor plataforma para trabajadores freelance es Fiverr.

Tanto si quieres escribir artículos, como diseñar logos, Fiverr es tu lugar ideal para ofrecer tus servicios. Yo lo utilizo desde hace un tiempo y lo cierto es que gano bastante dinero gracias a este sitio web.

A pesar de las ventajas de una plataforma como Fiverr, deberás tener en cuenta que los ingresos que te proporcionarán son totalmente activos.

¿No sabes qué son los ingresos pasivos? ¡Yo te lo cuento!

 

Paso 4: decidir tu tipo de ingresos como Nómada Digital.

Una vez tienes claro qué habilidad vas a utilizar para llevar a cabo tu proyecto, vamos a ver qué tipo de ingresos podemos conseguir.

Para entenderlo mejor lo voy a explicar a través de mi caso personal como escritora y redactora. Mis fuentes de ingresos son las siguientes:

  • Ebooks: vendidos en Amazon.
  • Instagram: campañas de publicidad y demás.
  • Colaboraciones como redactora: en la revista Código Nuevo.
  • Ghost writer: para otros blogs y publicaciones.
  • Escritora y redactora asalariada: (aunque ya no trabajo con ellos).

De todas estas fuentes de ingresos, tan solo hay una pasiva. ¿Adivinas cuál? Sí, exacto, los ebooks.

Todas las demás fuentes de ingresos son activas. Es decir, cobro por las horas que le dedico. Mientras que en el caso de los ebooks, me pasé varios meses escribiéndolos para luego ponerlos a la venta en internet.

Amazon es el escaparate, y yo solo me siento a esperar mi cheque de cobro todos los meses. ¿Parece el trabajo ideal no? Pues sí, lo es. Pero construirse un sistema de fuentes de ingresos pasivas no es nada fácil.

En realidad, mi objetivo último es poder vivir de ingresos pasivos, haciendo algunas colaboraciones con revistas como Código Nuevo de vez en cuando. Simplemente por interés y afición.

Pero como ya os he comentado, ahora mismo estoy en el proceso. Estoy viviendo como Nómada Digital, haciendo trabajos como freelance y con una pequeña fuente de ingresos pasiva.

Pero mientras tanto, estoy preparando otras fuentes de ingresos pasivas (que ya veréis en un futuro) para poder pasar de trabajar 25 horas semanales, a unas 10.

Ya sé lo que estarás pensando: “No está nada mal ganarse un sueldo que te permita viajar trabajando solo con 25 horas semanales”, y estoy de acuerdo.

Pero después de ver otros testimonios, como es el caso de Inteligencia Viajera o Vivir al Máximo, estoy convencida de que puedo llegar a convertir todos mis ingresos de activos a pasivos.

Entonces, siendo escritora y Nómada Digital, ¿qué tipos de ingresos podría conseguir?

  • Activos:
    • Colaborar con revistas (te pagan por artículo publicado).
    • Escribir como ghost writer en plataformas como Fiverr.
    • Trabajar con agencias de marketing y SEO escribiendo para todo tipo de blogs.
    • Trabajar como asalariado para una empresa que te paga por escribir. Solo será un ingreso activo de Nómada Digital si puedes hacerlo desde cualquier lugar del mundo.
  • Pasivos:
    • Venta de infoproductos: ebooks, cursos…
    • Publicidad en el blog de Google: no es demasiado lucrativo, pero hay gente que le funciona.
    • Venta de afiliados: puedes escribir opiniones en tu blog, y luego vender los productos que reseñas.

En realidad, hay muchísimas formas más de ingresos para un Nómada Digital (tanto activos como pasivos). Aunque de eso ya te hablaré más extensamente en otro post

Esta clasificación podría aplicarse a casi cualquier trabajo. Conozco fotógrafos que viven del material que suben a internet.

Por ejemplo Runben Guo, un youtuber que me encanta, es un crack de la fotografía que cuelga vídeos en esta plataforma.

También tiene una página web donde vende unos cursos estupendos sobre cómo utilizar Lightroom y hacer fotografías de paisajes. La verdad es que yo los compré, y me sirvieron de gran ayuda para aprender sobre edición.

Es decir, además de los ingresos pasivos que debe recibir de la publicidad en Youtube, también gana dinero gracias a sus infoproductos en su sitio web.

[Si tienes alguna duda al respecto, y no se te ocurren ideas para conseguir ingresos gracias a tu habilidad, puedes dejarme un comentario y yo te responderé encantada 🙂 ]

Lo que quiero que te quede claro es que hay muchas formas de convertirse en Nómada Digital. Y al contrario de lo que podrías haber presupuesto, esta vida no es exclusiva de bloggers de viajes.

La cuestión es primero encontrar tu habilidad. Y segundo, saber cómo utilizarla para sacarle partido y generar ingresos.

 

Paso 5: abrirte una página web.

No importa si es un blog o un simple portafolio para vender tus productos. Conozco algunos instagramers que tienen su página web simplemente para vender sus presets de Lightroom. Sin ningún contar con un blog ni artículos.

Está claro que si tu página web cuenta con un blog, es mucho más probable que nuevos usuarios lleguen a ti de forma orgánica. Aunque no es estrictamente necesario.

La cuestión es que si necesitas vender productos a través de internet, deberás tener un sitio que te sirva como escaparate para mostrar tu trabajo.

Por ejemplo, imaginemos que vendes ebooks y cursos sobre programación web. Los primeros, los puedes vender directamente o a través de Amazon. Los segundos, puedes ponerlos a la venta en una plataforma como Coursera.

Aunque no vendas estos productos directamente desde tu página web, sería muy útil tener un sitio donde puedas mostrar a tus potenciales clientes todo lo que ofreces en materia de infoproductos.

Si una persona se topa con tu libro en Amazon, lo lee y le gusta, es probable que también esté interesado en adquirir uno de tus cursos.

Si en el libro has puesto tu dirección web, lo más probable es que ese usuario te haga una visita y compre uno de tus cursos en Coursera.

Esto no es más que una técnica comercial llamada venta cruzada. Tener una buena página web es una excelente forma de multiplicar tus ingresos.

 

Paso 6: abrirte cuentas en redes sociales.

¡STOP! Ya sé lo que estás pensando. Antes de nada, para. NO NECESITAS PERFILES EN TODAS LAS REDES SOCIALES.

Eso es así. Estoy de acuerdo en que las redes sociales son absolutamente necesarias para tener presencia online en el mundo actual. Si no estás en las redes sociales, no eres nadie.

Pero no quieras abarcar demasiado. Es mejor tener dos perfiles y ser activo en esas dos redes sociales, que estar en todas y en ninguna a la vez.

Te cuento lo que yo hice:

  • Cuando empecé, cometí el error de empezar en todas las redes sociales a la vez. FATAL. Por ejemplo, Facebook es una plataforma que requiere muchas publicaciones diarias si quieres tener cierta relevancia y visibilidad. En ese preciso momento, yo era totalmente incapaz de mantener esa frecuencia. A penas podía dominar Instagram. ¿qué hice?
  • Cerré mi página de Facebook para concentrarme en la que creía yo que más me interesaba: Instagram y Twitter.
  • Después de un par de años focalizándome sobre todo en Instagram, ya empiezo a tener bastante mano con esta platoaforma. [Si quieres saber más, en este post te cuento todo lo que tienes que hacer para triunfar en Instagram si eres novato].
  • Ahora que ya domino bastante estas dos redes sociales, me estoy planteando la posibilidad de darle caña a una nueva página de Facebook. También me he propuesto abrir un perfil en Pinterest; una plataforma que yo utilizo mucho como inspiración fotográfica y que creo que está sumamente infravalorada. No obstante, tiene mucho potencial para lograr búsquedas visuales de forma orgánica.

Vale, llegados a este punto, ¿qué redes sociales debería abrirme para promocionar mi negocio? Eso depende de tu especialidad, pero creo que actualmente las que mas potencial de crecimiento tienen son:

  • Instagram: muy visual y cercana. Muy recomendada para viajeros, fotógrafos, especialistas en fitness, nutrición…
  • Youtube: si vendes infoproductos en formato videocurso, es una muy buena forma de llegar a tu público objetivo.
  • Facebook: es más complicado, pero una página con varios miles de seguidores es una apuesta segura para conseguir tráfico a tu sitio web.

Luego tienes un montón de plataformas a las que les puedes echar un ojo: Twitter, Linkedin, Gurushots, Snapchat, Pinterest, Reddit, …

Pero la regla de oro para el éxito en internet es simple y a la vez complicada de conseguir: aportar valor.

Si no aportas valor en cierta medida, olvídate. A nadie le interesa ver una foto cutre del plato de pasta que te has cocinado hoy. Bueno, quizás a tus amigos. Pero si quieres llegar a más gente, olvídate de esas estupideces.

 

Paso 7: organizar tu tiempo y hackear tu productividad

Como buena psicóloga, me interesan muchísimo los temas de la psique humana. Es por eso que me he leído cientos y cientos de libros de cómo funciona la motivación y la productividad.

Mi obsesión siempre ha sido lograr ser eficiente: hacer lo máximo en un tiempo determinado. No soy de esas personas que dedican horas y horas de su día a día a su trabajo. Creo que es primordial dedicar tiempo a nuestros hobbies también.

Es por eso que ya llevo unos años desarrollando un método de autoevaluación de productividad. De esta forma, he logrado descubrir aquellas horas del día en las que soy más productiva.

Si vas a ser Nómada Digital, esto es absolutamente vital. Piensa que vas a tener que dividir tu vida entre tu trabajo, tus viajes, tus hobbies y tu vida social y familiar.

Yo no soy partidaria de sacrificar ninguno de estos ámbitos. Estar sano psicológicamente pasa por tener una vida equilibrada. Así que si quieres llegar a todo, la clave es lograr la EFICIENCIA.

Para tratar este tema, prefiero extenderme y escribir una guía más completa. Pero aquí os adelanto algunos truquillos para lograr este objetivo:

 

1) Encontrar tus horas más productivas del día:

Esto ha sido una de mis revelaciones más recientes. Me he dado cuenta, al contrario de lo que había pensado toda mi vida, que no soy noctámbula sino mañanera; vamos, una morning person en toda regla.

Y es que resulta que en la mayoría de casos, nuestro cerebro es mucho más productivo por la mañana para llevar a cabo tareas de concentración, como por ejemplo, escribir.

En cambio, por la tarde, soy mucho más creativa, así que dedico mi tiempo a otro tipo de tareas, como hacer fotografías o editarlas en Lightroom.

Esto es muy útil sobre todo si estas viajando. Encontrar esas horas en las que más productivo eres, y aprovecharlas para adelantar todo el trabajo posible, te permitirá poder tener libre el resto del día para disfrutar de tu viaje.

 

2) Organizar tus viajes con tiempo:

Sé que muchas personas aman viajar porque son adictos a esa sensación de perderse. Improvisar por el camino. Ser espontaneo. No saber dónde vas a dormir al día siguiente ni a dónde te llevará tu próxima ruta.

Bien, esto está muy guai, lo sé. Pero si quieres ser Nómada Digital, olvídate de eso. Solo con el tiempo que perderás decidiendo el siguiente destino, qué bus vas a coger o dónde vas a dormir, no te merecerá la pena.

Está muy bien ese estilo de viaje cuando te tomas un año sabático para explorar el mundo. En ese tipo de aventuras no tienes nada más que hacer que tomar piñas coladas en una hamaca frente al mar o hacer trekking en una selva infestada de monos y toda clase de bichos.

Pero si quieres ser Nómada Digital, OLVÍDATE. (ya te dije que no era tan fácil)

Ganarás muchísimo tiempo si lo organizas todo desde casa unos meses antes de tu salida.

Este 2018 estuve dos meses por el sudeste asiático, y necesité otros dos meses para tenerlo todo bien atado.

Comprar billetes de avión, reservar buses y traslados, cerrando colaboraciones con hoteles y agencias, etc. De esta forma, pude llegar al viaje más tranquila, sin tener nada más de qué preocuparme. Solo de escribir y de disfrutar del destino.

 

3) Decidir tus períodos de viaje:

Hay gente que prefiere irse largas temporada de viaje mientras que otros se cogen muchas semanas sueltas durante el año. A mí me gusta una combinación de ambas cosas.

Cuando hago viajes largos (de más de dos semanas a varios meses), se que voy a tener que combinar el viaje con el trabajo.

En cambio, cuando se trata de períodos más cortos, opto por posponer o adelantar todo el trabajo que pueda, y así disfrutar del viaje.

Por ejemplo, en setiembre estuve 10 días en Egipto. Al ser un viaje corto, decidí adelantar todo el trabajo posible. Avisé con antelación a mis clientes de que iba a estar un tiempo fuera y que si necesitaban algo, me lo pidieran de antemano.

Los días previos a partir estuve trabajando 10 horas diarias escribiendo sin parar. Lo mismo me ocurrió cuando volví: mis clientes tenían ya preparada una montaña de trabajo para mí. Sin embargo, esos 10 días los disfruté a tope, sin tener que trabajar y desconectando de todo.

Aunque como ya te he comentado, ser Nómada Digital implica hacer sacrificios en tus viajes, también es necesario desconectar de la pantalla de vez en cuando. Todo el mundo necesita unas vacaciones :).

 

Paso 8: invierte en conocimiento y formación.

Esto es algo que deberás tener en cuenta antes, durante y después.

Es decir, la formación es necesaria antes de emprender, porque tienes que saber algunas cosas básicas antes de nada: cómo hacer un blog, cómo vender tus infoproductos o cómo crear una marca personal.

Pero un Nómada Digital vive pegado a la tecnología. Necesita estar atento a sus cambios y adaptarse. Y eso solo es posible si se sigue formando.

Hay muchos temas en los que un emprendedor de este tipo necesita entender: marketing de contenidos, marca personal, escritura, y un largo etcétera.

La mejor forma de aprender es a partir de cursos y libros. No pienses en que estás gastando dinero, sino que estás inviertiendo en conocimiento. Un conocimiento que te servirá para emprender tu aventura como Nómada Digital.

 

Paso 9: ten en cuenta tu presupuesto viajero

Este paso es muy importante tenerlo en cuenta justo antes de irte de viaje. Como te he comentado, es probable que si quieres vivir únicamente de ingresos pasivos, pasará un tiempo antes de que puedas permitirte salir a conocer mundo.

¿Cuánto deberías ganar al mes para vivir viajando? Bueno, eso es muy personal. Depende del tipo de viajes que te guste realizar. En mi opinión, puedes vivir viajando por 1.000 euros al mes (incluso menos), y estar muy cómodamente.

Claro que esto dependerá de los países a los que viajes. Algunos son mucho más baratos que otros.

Estos son mis trucos para ahorrar en mis presupuestos viajeros:

 

1) Estar más tiempo en un lugar:

Existe un concepto acuñado por los propios Nómadas Digitales llamado slow travel.

Se refiere a la práctica de viajar más lento. Si vas a viajar trabajando, ten en cuenta que no podrás hacerlo a la misma velocidad que un viajero normal.

Por otra parte, es mejor viajar a Tailandia un mes, y quedarse en la zona de Chiang Mai para conocer todo el norte del país, que andar de aquí para allá y querer verlo todo en 30 días.

Eso lo puedes hacer perfectamente si estás de vacaciones, pero para un Nómada Digital, no es una opción.

Además, es positivo por dos razones:

  • Quedarse en un lugar por un largo período de tiempo te permitirá conocerlo en más profundidad.
  • Se gasta muchísimo presupuesto en traslados: aviones, trenes, buses… aunque el sudeste asiático sea barato, puede que el 25% de tu presupuesto se te vaya en movilidad.

Así que ya sabes, empieza a practicar el slow travel y date cuenta de todas sus ventajas.

 

2) Escoger los países con sumo cuidado:

No es lo mismo pasar una semana en Indonesia que una semana en Nueva York. Eso ya lo sabes.

Sobre todo en tus comienzos como Nómada Digital, deberás tener muy claro que no te vas a poder permitir viajar a todos los lugares que desees el tiempo que quieras. El presupuesto limitará tus opciones.

Los países perfectos para Nómadas Digitales principiantes son los del sudeste asiático: Tailandia, Birmania, Camboya, Indonesia, Malasia, Vientam…

África y Sudamérica también son zonas recomendables para viajar con poco presupuesto.

 

3) Conseguir descuentos y cosas gratis:

Parece imposible, pero no lo es. Yo estuve esta primavera dos meses por el sudeste asiático, y durante ese tiempo, no pague ni un solo hotel.

Cuando le digo eso a la gente abre los ojos como platos y se queda completamente asombrado. “Hoteles gratis???? de verdad???”

Lo cierto es que después de varios años, he coleccionado una gran cantidad de trucos y tips para poder conseguir ofertas y descuentos. De esta forma, consigo que mis viajes me cuesten la mitad. A esto se le llama Travel Hacking.

Aunque ya te hablaré de esto en otros artículos, existen muchos trucos que puedes llevar a cabo para conseguir hoteles, actividades y vuelos gratis. Aquí te adelanto algunos:

  • Reseñas a cambio de noches de hotel gratis.
  • Fotografías a cambio de noches de hotel gratis.
  • Coachsurfing para dormir gratis en casas de otras personas.
  • Programas de voluntariado para conseguir alojamiento y comida gratis.
  • Millas para conseguir descuentos en vuelos.
  • Aprovechar promociones y ofertas para vuelos, alojamiento y actividades.

Paso 10: ser un Nómada Digital implica tener mucha paciencia

Más que un paso, es un consejo. Si vas a meterte en este embrollo, y convertirte en un Nómada Digital, deberás tener mucha, muuuuucha paciencia y ser muy perseverante.

Yo tengo la suerte de ser muy cabezona. Cuando se me mete algo en la cabeza, me cuesta muchísimo desistir. Creo que eso me ha ayudado a sobreponerme a mis fracasos del pasado.

Piensa que es probable que debas trabajar duro durante unos años antes de poder ver resultados. Sin embargo, cada piedra en el camino merecerá sobradamente la pena.

Además, los fracasos son parte de cualquier camino. Sin ir más lejos, solo te digo que este es mi tercer blog. Y todos, TODOS los bloggers de éxito que conozco, han abierto otros blogs anteriormente hasta que uno les ha salido adelante.

No obstante, cuanto más te equivoques, más aprenderás. No te olvides ni por un segundo de que necesitamos fracasar para aprender.

El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia.

Henry Ford

Así que ármate de paciencia, y no te rindas.

Después de más de 4 horas escribiendo este artículo, puedo decir que he acabado la Guía Definitiva para convertirse en Nómada Digital y viajar por todo el mundo.

No dudes en consultármela cualquier duda o proponer ideas para futuros artículos. Soy toda oídos:).

Y recuerda que cualquier es capaz de diseñarse y construir la vida que realmente desea. Tan solo hace falta un pequeño empujoncito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *