Egipto,  Estancia en Egipto,  VIAJES

Four Seasons Sharm el-Sheik – una experiencia increíble en el Mar Rojo

Un viaje a Egipto no está completo sin deleitarse con la maravillosa belleza del Mar Rojo, y qué mejor lugar que el destino playero por excelencia: Sharm el-Sheik. Lo cierto es que esta localidad de playa está hecha por y para el disfrute del viajero, repleto de resorts de lujo y con varios kilómetros de costa enteramente a tu disposición.

El Sharm tiene dos puntos de interés principales: el Mar Rojo, un espacio marítimo privilegiado repleto de peces tropicales y vistosos arrecifes que harán las delicias de los amantes de la vida submarina; y el espectacular desierto del Sinaí. Lo cierto es que en este lugar existe una gran cantidad de actividades interesantes que van desde submarinismo y snorkel, hasta recorridos en camello y quad por el territorio desértico.

Cómo llegar al Sharm – el Sheik:

Bien, la forma más fácil y segura de llegar a esta zona es en avión. Sí que es cierto que antaño se trataba de un recorrido que podía hacerse por carretera, pero tal y como están las cosas actualmente por Egipto, lo más recomendable es llegar por aire.

Al llegar al aeropuerto te toparás con un montón de taxistas dispuestos a llevarte a tu hotel. Si has estado en el Cairo, no te esperes que te cobren el mismo dinero ya que se aprovechan un poco de tu desconocimiento afirmando que tu hotel se encuentra a más de una hora, aunque esté a solo 10 minutos como nos ocurrió a nosotros. Por suerte, sabíamos perfectamente donde estaba el Four Seasons ya que habíamos comprado previamente una tarjeta SIM egipcia y teníamos el GPS encendido, lo que nos permitió tener más margen para negociar y bajar el escandaloso precio que nos pedían.

Finalmente acabamos pagando unas 200 libras egipcias, lo que es equivalente a unos 10€. No es precisamente el precio que se debería pagar por un hotel que se encuentra al lado del aeropuerto, pero lo cierto es que es bastante duro negociar con ellos ya que lo tienen muy por mano.

El Four Seasons Sharm- el Sheik:

ÑEs bien sabido que la cadena Four Seasons es sinónimo de lujo y comodidad allá donde vayas. Pero realmente, encontrarme con semejante resort me impresionó bastante. Lo que más destacaría del lugar es su preciosa arquitectura morisca que impregna todos los rincones del complejo y lo convierte en un hotel francamente bello.

Ubicación:

El hotel se encuentra a unos 10 minutos del aeropuerto. No obstante deberás tener en cuenta que no está cerca del centro del Sharm, así que si tienes la intención de ir a comprar o a algún restaurante de comida rápida tipo Mcdonald’s, deberás coger un taxi hasta el centro.

Seguridad:

¡Recibe hoy tu guía!

Otro punto a favor de este hotel son sus excelentes medidas de seguridad. Todos sabemos lo mucho que ha sufrido Egipto durante estos últimos años, pero se nota que se están esforzando mucho por volver a atraer a los turistas al lugar. El Four Seasons se encuentra en una especie de urbanización de hoteles, cuyo límite se encuentra vallado y debidamente vigilado por varios controles. Dentro del recinto hay varios resorts, y cada uno de ellos cuenta con un punto de seguridad específico en el que te rastrearan las maletas y te harán pasar por un control de metales, todo con el objetivo de asegurar tu propia seguridad.

Habitación:

La habitación no es exactamente un habitación, sino más bien un enorme y precioso apartamento. El nuestro era absolutamente espectacular ya que contaba con dos vestidores, dos baños, un salón, una habitación y una preciosa y soleada terraza con vistas a la piscina y al mar. Aquí te dejo algunas fotografías para que compruebes con tus propios ojos:

Restaurantes:

Como hemos comentado, el Four Seasons no se encuentra precisamente cerca del centro, con lo que si no quieres tener que coger un taxi cada vez te va a tocar comer en el resort. Sin embargo, debo reconocer que hay restaurantes de todos los tipos y para todos los gustos y que los precios a pesar de ser un 5 estrellas (y teniendo en cuenta la devaluación de la moneda egipcia) son bastante aceptables. Esta es la lista de los restaurantes que podrás encontrar en el complejo:

  • Arabesque: por la mañana es un buffet de desayuno, mientras que por la noche se convierte en un comedor donde sirven comida típicamente egipcia. Lo cierto es que me llevé una buena sorpresa con la comida de este país, ya que me pareció increíblemente sabrosa y deliciosa. Por otra parte, el desayuno de este hotel es de los más completos que he visto, ofreciendo desde comida tradicional del lugar hasta bollería francesa. Toda una delicia comenzar el día con este estupendo desayuno.

  • Reef Grill: se trata de un restaurante especializado en carnes. Lo más destacable son sus hermosas vistas al Mar Rojo.

  • Waha Pool Bar Restaurant: esta fue mi elección predilecta para mis comidas ya que se trata de un restaurante ubicado en la increíble piscina al aire libre del hotel. Su carta es muy variada y ofrece hamburguesas, sandwicheras e incluso, unas deliciosas pastas con salsas italianas.

  • Gezira Pool Bar & Restaurant: especializado en sandwiches y pizza’s, este restaurante se ubica junto a la piscina familiar.

  • Il Frantoio: como ya estarás imaginando, se trata de un restaurante italiano que ofrece todo tipo de pizzas y pastas de una gran calidad.

  • Sails Asian Food Lunge: con una estupenda terraza con vistas al Mar Rojo, encontramos este restaurante especializado en comida asiática.

  • Nafoura Lounge: un precioso lounge con una decoración típicamente egipcia que ofrece al visitante toda una selección de Shishas. Además, también podrás deleitarte probando su carta que consiste en unos deliciosos bocaditos con firma de autor.

  • Citadel Lounge: otro lounge ubicado en la entrada a la recepción del hotel, donde muchas noches podrás disfrutar de una agradable música en directo.

Instalaciones:

Como la mayor parte de los hoteles de 5 estrellas, este Four Seasons también cuenta con algunas instalaciones muy interesantes que convertirán nuestra estancia en toda una experiencia:

  • Piscinas: el hotel tiene varias piscinas, pero sin duda la más increíble e impresionante de todas es la Waha Pool. También cuenta con una piscina familiar y otra solo para adultos.

  • Gimnasio: el gimnasio es enorme y ofrece varios tipos de máquinas de gran calidad. Además, justo al lado se encuentra la piscina de adultos y el spa.

  • Spa: aquí podrás relajarte con masajes, depúrarte tanto en su sauna seca como en su sauna húmeda, o disfrutar de un apetecible baño en su jacuzzi exterior.

  • Zona de snorkel: este es uno de los puntos que más me llamaron la atención. Yo, que soy una amante del snorkel y el submarinismo, sabía que en el Mar Rojo se podían ver cosas absolutamente increíbles, y precisamente por esa razón decidí llevarme mis gafas y aletas. El caso es que en la playa del hotel no podías bañarte directamente ya que había una gran estructura de coral. Pero por suerte, habían construido una especie de muelle de madera que te permitía tirarte directamente ahí donde se acababa la pared de coral. Como podréis imaginar, alrededor de la estructura podías encontrar una gran cantidad de peces de coral de colores increíbles. Al llegar estuvimos pensando en contratar una ruta de snorkel en barco, pero al descubrir que desde nuestra propia zona de playa podíamos acceder directamente a al coral, decidimos practicar el snorkel ahí mismo. Debo reconocer que se trataba de la primera vez que me encontraba con un hotel que contara con semejante maravilla. Sin duda, un punto muy positivo para ir al Four Seasons si visitas el Sharm.

Como resumen de nuestra estancia, destacar la amabilidad del personal del hotel. Lo cierto es que no podían ser más serviciales y se desvivieron completamente por hacer que nuestra estancia fuera única.

Sitio web: www.fourseasons.com/sharmelsheikh/

Instagram: @fssharmelsheikh

Reservar en Booking: FS Resort Sharm el- Sheikh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *