Capitales,  Egipto,  VIAJES

Los 4 lugares imprescindibles del Cairo

¿Vas a ir próximamente a la hermosa y soleada capital de Egipto y no sabes qué monumentos o puntos de interés son los más importantes? No te preocupes, porque aquí te traigo los lugares más indispensables que ver en la ciudad si como en mi caso, tienes el tiempo justo pero no quieres perderte nada.

1)La necrópolis de Guiza: este recinto histórico se compone de varias piezas clave: la Gran Pirámide de Keops, la Pirámide de Jafra, la Pirámide de Menkaura y la Gran Esfinge. Estos sin duda son las obras más importantes del lugar, aunque hay otras bastante interesantes. La entrada al recinto de las pirámides que te permitirá ver todos estos puntos desde fuera son 120 libras egipcias, que serían casi unos 6 euros. Si además te apetece ver las pirámides desde dentro, entrar en la Gran Pirámide te costará 300 libras (unos 15 euros), mientras que el precio para las otras dos más pequeñas cuesta 60 libras cada una (3 euros). Realmente no hay nada excepcional dentro de las pirámides, ni inscripciones ni ningún tipo de monumento, no obstante, no todo el mundo puede decir que ha entrado en una construcción milenaria con un gran pasado histórico. Mi recomendación (y lo que nosotros hicimos de hecho) fue comprar la entrada para la Gran Pirámide. Eso si, una advertencia: no es apto para claustrofóbicos. Por los alrededores te encontrarás varias personas ofreciendo paseos en camello, e incluso, insistiendo en si quieres que te hagan una foto. No aceptes nunca que te hagan una foto, ni se la hagas a ellos con el camello ya que te pedirán dinero. En nuestro paquete entraba un paseo en camello alrededor de las pirámides en una zona panorámica desde la que se veían las tres principales pirámides, con lo que ya pudimos aprovechar para hacer suficientes fotos con estos bellos animales.

 

2) La Ciudadela del Cairo: se trata de una fortificación islámica de origen medieval que alberga en su interior una multitud de puntos de interés. Quizás el punto más conocido y célebre sea la Gran Mezquita de Muhammad Alí, también conocida como la Mezquita del Alabastro, que por cierto, se trata de la mezquita más grande construida en la primera mitad del siglo XIX. Además, esta pieza arquitectónica es muy visible desde varios puntos de la ciudad por su elevada ubicación. La decoración interior de la mezquita es preciosa, repleta de lamparas que iluminan el interior. Otro espacio bastante atractivo del lugar es el patio de la mezquita (sahn), desde donde se puede admirar la torre del reloj. También existe otra mezquita dentro de la Ciudadela, que debido a la espectacularidad de la de Muhammad Alí pasa desapercibida, pero para mi tiene cierto encanto. Se trata de la Mezquita de Al-Nasir Muhammad, que aunque no es tan grande ni tiene tantos elementos como la anterior, tiene unas columnas muy bonitas, como podéis comprobar en esta foto. A parte de estas dos edificaciones sagradas, en la Ciudadela hay varios museos, parques, además de una zona panorámica desde donde maravillarse con la enorme ciudad del Cairo. La entrada el recinto es de 100 libras egipcias, aproximadamente unos 5 euros.

3) El Museo Egipcio: otro de los puntos imprescindibles para entender la importancia y grandiosidad del Antiguo Egipto. Aquí se guardan las piezas de arte y toda clase de objetos encontrados dentro de las tumbas y distintos templos de alrededor del país. De hecho, a pesar de que existen otros museos egipcios en el mundo, este custodia la mayor colección de todas, con más de 136.000 objetos de gran valor. Deberéis tener en cuenta de que no se trata de un museo muy ortodoxo, es decir, las piezas están repartidas aquí y allá y no hay ningún tipo de explicación ni nada por el estilo, con lo que me parece de vital importancia que si vais a visitar el museo, contéis con la ayuda de un guía especialista en egiptología para que os explique qué es cada cosa. Precisamente porque parece que las piezas están algo apilonadas y desorganizadas, se está construyendo un nuevo museo en el Cairo mucho más grande donde se expondrá toda la colección a partir de 2019. Se estima que una vez acabado, será el museo arqueológico más grande del mundo con una superficie de más de 480.000 m2. Para haceros una idea de lo que podréis encontrar en el museo, los tesoros van desde las joyas de Tutankamon, hasta momias (hay una entrada aparte para ver la sala de las momias). El precio de la entrada es de 60 libras egipcias, unos 2,5 €.

4) El mercado Jan el-Jalil: el mercado egipcio más grande de la ciudad, repleto de tiendas y tiendecitas que venden todo tipo de artículos, desde souvenirs, hasta shishas. El mercado es enorme y está lleno de callejuelas. La parte negativa de esta visita es que como el turismo ha descendido dramáticamente en los últimos años, casi no hay turistas, con lo que en cuanto te adentres serás un objetivo para los vendedores, que en ocasiones, se pondrán un poco mas insistentes de lo que nos gustaría. Nuestro guía nos recomendó quedarnos por la calle principal, y no adentrarnos demasiado dentro del establecimiento porque con frecuencia es un truco que utilizan para obligarte a comprar. No obstante, es el lugar perfecto para poner a prueba el arte del regateo y sacar verdaderas gangas. Si no recuerdo mal, nosotros acabamos comprando como 5 imanes, 5 escarabajos y dos o tres figuritas por unos 7,5 €.

¡Recibe hoy tu guía!

En mi caso pasé 3 noches en el Cairo, concretamente hospedada en el hotel Four Seadons at Nile Plaza (una auténtica pasada), con lo que si contamos que llegamos el primer día por la tarde y nos fuimos el último por la mañana, tan solo nos quedaban 2 días enteros para ver todos los puntos de interés de la ciudad.

Al no saber donde están las cosas, y ser el tráfico del Cairo tan caótico, pensamos que la mejor solución (almenos uno de los dos días) consistía en contratar un tour privado para que nos llevara de aquí para allá. Y aquí va mi consejo y algo muy importante que deberás tener en cuenta si vas a visitar Egipto: no es un país europeo, ni tampoco se trata de un país asiático tipo Tailandia o Japón. No es un lugar por el que puedas ir por libre ni nada parecido. Hay muchos carteristas, además de mucho militar y policía por todas partes (y sobre todo en las zonas turísticas para nuestra propia seguridad). Cada vez que tengas que entrar o salir de algún lugar turístico estarán ellos, y si vas por libre sin ningún guía que hable por ti en árabe, puedes tener algún que otro problema.

Otra cosa importante: olvídate del bus. Ahí mezclarse entre los locales no es que sea difícil, sino además es algo poco usual y un tanto peligroso. Pero que nadie se asuste, Egipto es un lugar que merece mucho la pena pero hay que tener en cuenta que hay que tomar algunas precauciones debido a los recientes atentados que ha sufrido el país.

Espero que disfrutes de este hermoso país tanto como lo hice yo, y no dudes en dejarme un comentario con tus dudas y de visitar mi Instagram para maravillarte con las fotos que realicé en este lugar.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *