Camboya,  Capitales,  Estancia Camboya,  Hoteles,  Phnom Penh,  VIAJES

Conoce el hotel colonial Pavilion en Phnom Penh

El tercer y último hotel que visitamos durante nuestra estancia de 5 noches en Phnom Penh, fue el Pavilion, y debo reconocer que sin duda, también fue el mejor de todos. Está localizado a escasos metros del TeaHouse, en pleno centro de la ciudad. Como podrás deducir entonces, su localización es igual de excelente que la del anterior hotel, pero la estética y comodidad del Pavilion, es extraordinariamente superior.

El alojamiento consta de varios edificios, todos parte de una antigua construcción colonial que data del 1920, erigida por la reina Kossamak. Como ya hemos comentado en algún otro post, Camboya fue colonia francesa durante muchos años, lo que obviamente, ha dejado una gran influencia tanto cultural como arquitectónica a este hermoso país. Desde que entras en el Pavilion, podrás comprobar con tus propios ojos como se funde una delicada estética colonial con el tradicional arte khmer.

Las 27 habitaciones están repartidas en varios edificios. Cuatro de ellas cuentan con su propia psicina privada, e incluso una, alberga un apetecible jacuzzi en su interior.

Localización:

Como ocurre con el TeaHouse, la localización del Pavilion es uno de sus puntos fuertes, ya que te permite ir andando a prácticamente todos los puntos de interés céntricos de la ciudad. Algunos de los más relevantes son:

  • El Palacio Real.

  • El Museo Nacional.

  • El templo Wat Phnom.

  • El Mercado Central.

Para más información acerca de qué visitar en la ciudad de Phnom Penh, puedes revisar la guía de la ciudad.

Habitación:

Aquí es donde las cosas se ponen realmente interesantes. No sabría si “habitación” o “suite” serían las palabras adecuadas para definir nuestro alojamiento en el Pavilion, ya que francamente, aquel habitáculo era más grande que mi piso entero. Es difícil definir con palabras cuán bonita era la habitación, así que os dejo algunas fotografías para que lo comprobéis vosotros mismos.

¡Recibe hoy tu guía!

Como la mayoría de hoteles de esta categoría, todas las habitaciones cuentan con minibar, televisión de pantalla plana, caja fuerte y artículos de aseo.

Servicios y amenities:

El Pavilion es francamente uno de los hoteles con los amenities gratuitos más atractivos de los que he estado. El hotel dispone de dos piscinas: una grande junto a la entrada, que suele ser más fría ya que no le toca demasiado el sol; y otra en la parte trasera, más pequeña pero más caliente.

Por otra parte, el hotel ofrece un crucero gratuito por el Río Mekong todas las tardes para poder contemplar la belleza de la puesta de sol. El barco te lleva al bar de otro hotel, el Mekong Floating Bungalows, otro alojamiento que por cierto, también tuvimos el honor de conocer.

Pero sin duda, lo que más me gustó y sorprendió a partes iguales, es que el hotel ofrece un masaje de 30 minutos gratuito para todos sus huéspedes. Un atractivo incentivo para visitar este maravilloso hotel.

El desayuno era bastante abundante. No cuentan con un buffet libre por sí mismo, pero te dan un carta con todo lo que tienen y tú puedes repetir tantas veces como quieras. Este se da justo al lado de la piscina grande de la entrada.

Por último, hacer una mención especial a la atención al cliente, sobre todo con respecto al chico que nos atendió en el check-in, el cual nos explicó detalladamente todas las atracciones y monumentos que podíamos visitar en la ciudad y nos proporcionó información muy interesante.

Puntuaciones:

  • Habitación: 10

  • Atención al cliente: 9

  • Servicios del hotel: 9

  • Conexión Wi-fi: 6 (no llegaba demasiado bien a nuestra habitación).

  • Desayuno: 8

  • Localización: 9

Sitio web: https://maads.asia/pavilion

Instagram: https://www.instagram.com/pavilionphnompenh/

Reservar en Booking 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *